126-PAISESvisitantes: Albania-Alemania-Andorra-Angola-Anguila-ArabiaSaudí-Argelia-Argentina-Armenia-Australia-Austria-Azerbaiyán-Bangladés-Bélgica-Belice-Bielorrusia-Bolívia-Bosnia.Herzegovina-Brasil-Bulgária-Camboya-Canadá-Catar-Chequia-Chile-China-Colombia-CoreadelSur-CostaRica-Croacia-Cuba-Dinamarca-Ecuador-Egipto-ElSalvador-EmiratosÁrabesUnidos-Eslovaquia-Eslovenia-ESPAÑA-EstadosUnidos-Estonia-Filipinas-Finlandia-Francia-Gabón-Georgia-Gibraltar-Grecia-Groenlandia-Guadalupe-Guatemala-GuineaEcuatorial-Haití-Holanda-Honduras-HongKong-Hungría-India-Indonesia-Irak-Irlanda-Islandia-Israel-Italia-Jamaica-Japón-Kenia-Kuwait-Letonia-Líbano-Lituania-Luxemburgo-Macedonia-Malasia-Maldivas-Martinica-Marruecos-Mauricio-Mauritania-México-Moldavia-Mongolia-Montenegro-Mozambique-Nepal-Nicaragua-Nigeria-Noruega-NuevaGuinea-NuevaZelanda-Omán-PaísesBajos-Pakistán-Panamá-Paraguay-Perú-Polonia-Portugal-PuertoRico-ReinoUnido-RepúblicaCheca-RepúblicadelCongo-RepúblicaDominicana-RepúblicadeFiyi-RepúblicadeMalaui-Rumania-Rusia-Serbia-Seychelles-Singapur-Shangai-SriLanka-Suecia-Sudáfrica-Sudán-Suiza-Tailandia-Taiwán-TrinidadyTobago-Turquía-Ucrania-Uruguay-Venezuela-Vietnam y Región desconocida

viernes, 24 de mayo de 2013

¿ES HAR1 EL GEN QUE CONVIRTIÓ AL HOMBRE EN “IMAGEN DE DIOS”?

Cuando Dios creó el mundo vio que era bueno, ¿qué dirá ahora?

George Bernard Shauw (1856~1950). Escritor irlandés

Citaba en la etiqueta 65 ( http://juan-adia.blogspot.com.es/2012/09/la-genesis-la-vida-del-ser-humano-el.html ) :


“ La teoría de Charles Darwin sobre el “origen de las especies”, ha dejado de ser un dogma sobre el origen del hombre y se encuentra en estos momentos superada.
Sirvió en el siglo XIX para dar una explicación a la evolución de las especies y su adaptación biológica tras miles de años de existencia, al entorno cambiante de nuestro planeta. Pero no ha contestado por ejemplo al porqué los animales "no lloran".

Darwin nunca explicó con su teoría, el salto evolutivo diferencial entre el animal irracional y el hombre, como animal racional.

Pasar de animal irracional a ser racional pensante, es un salto cualitativo esencial que no depende de un proceso evolutivo, depende de “algo más”, Miguel Angel lo simbolizó como el dedo de Dios, en los frescos de la Capilla Sixtina. Preguntémonos porqué tras los miles de años pasados, ninguna, de las cientos de familias de simios existentes, han alcanzado la “racionalidad” del ser humano”.

 

Desde que el 15 de febrero de 2001, cuando la revista Nature publicó el borrador del final de la secuenciación del Proyecto Genoma Humano, los científicos sabían que se habían abierto las puertas a un nuevo mundo del conocimiento sobre el hombre, su orígen, la evolución humana y la razón de su existencia.
¿Encontraríamos en nuestros propios genes, en el ADN humano, la contestación a alguna de estas preguntas?. ¿Sería plausible encontrar científicamente alguna huella de lo que nos dice el Génesis (1,27) "Dios creó al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó, hombre y mujer los creó", o sería contrariamente la hipótesis de Anaxágoras sobre la panspermia la que demostraría nuestros orígenes?.
En la actualidad ya sabemos que la Teoría de la Evolución de Darwin, mejor dicho, la Teoría Evolutiva propuesta en febrero de 1858, casi dos años antes que Darwin por Alfred Russel Wallace, no da respuestas al “eslabón perdido”.


En 2005 se secuenció en su totalidad el genoma del chimpancé, uno de los primates homínidos con un 99% de similitudes con el hombre en sus genes. Cuantificando esas diferencias, de los 3000 millones de pares de bases que conforman nuestros genes, 2970 millones son iguales al hombre y tan solo 30 millones de pares de bases sufrieron modificaciones desde que hace unos 6 millones de años, nuestros linajes se separaron. ¿Cómo y por qué se separaron? ¿Cuál fue la causa que motivó esta separación genética?. Todavía no lo sabemos,... pero cada día estamos más cerca.
  
En agosto de 2006, Katherine S. Pollard y su equipo de la Universidad de California en San Francisco, encontraron 118 pares de bases de genes implicados directamente en el desarrollo del cerebro, a los que llamaron HAR1 o Región Acelerada Humana 1. Aunque se siguen investigando las funciones específicas de HAR1, los científicos ya pueden afirmar que el área de influencia de HAR1 es la propia corteza cerebral, explicándose con ello las “enormes diferencias cognoscitivas” entre el hombre y el resto de los animales del planeta.  
Hasta ese momento se sabía que las diferencias evolutivas entre el código genético humano y el del chimpancé, residían tan solo en aquellas porciones del ADN que tenían como misión la producción de proteínas. Tras el descubrimiento de HAR1, los científicos confirman que los genes HAR1F aparecen activos en el desarrollo embrionario en fase muy temprana, jugando un papel crítico, determinante y fundamental en la formación de la corteza cerebral, las de las conocidas neuronas Cajal-Retzius.


En 2010, dijo textualmente David Haussler, director del Centro de Ciencia Biomolecular e Ingeniería de la Universidad de California (CBSE), que: “aunque todavía no podamos explicar la influencia de este descubrimiento, saber que hay un nuevo gen que influye en el desarrollo del cerebro, nuestro órgano más específico, es apasionante”.

Francis Crick, uno de los científicos que ayudó a descubrir la estructura del ADN, negando taxativamente cualquier proceso evolutivo o circunstancial, asegura que:  “en 500 o 600 millones de años es imposible que esta zona del genoma (HAR1) se haya formado de manera natural, por mucha materia viva que se junte”.

¿Será esta zona del genoma humano (HAR1) el descubrimiento del eslabón perdido?. Las dudas se multiplican, desconocemos todavía su funcionamiento en el momento del desarrollo del feto, desconocemos el origen de su “implantación” en nuestro código genético, pero contrariamente si sabemos ya, que desde el momento en que está presente, el grosor de la corteza cerebral se triplica y que gracias a HAR1 nuestro cerebro está mucho más desarrollado, es completamente diferente en estructura y posee mucha más funcionalidad que el de cualquier otro animal.


¿Es HAR1 el gen de Dios?. Glenys Alvarez ha intitulado a HAR1 como : el gen que convirtió al mono en filósofo”. Lo que si sabemos en estos momentos es que el Genoma Humano y la zona del mismo HAR1, nos abren la puerta a descubrimientos sobre el ser humano insospechados y esperanzadores, que darán respuestas a grandes interrogantes de la ciencia.

Albert Einstein no solo se ha convertido en el gran revolucionario y visionario de la Ciencia que nos ha dado la formula con la que se creó y funciona el Cosmos, sino que va a tener también razón en que será la propia Ciencia desarrollada por el hombre, la que dará razón a la existencia de Dios (lean la cita),... para frustración de aquellos que creen que el único Dios que hay, está en el hombre.






El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir.
Albert Einstein (1879~1955). Científico alemán, nacionalizado estadounidense

No hay comentarios:

Publicar un comentario