126-PAISESvisitantes: Albania-Alemania-Andorra-Angola-Anguila-ArabiaSaudí-Argelia-Argentina-Armenia-Australia-Austria-Azerbaiyán-Bangladés-Bélgica-Belice-Bielorrusia-Bolívia-Bosnia.Herzegovina-Brasil-Bulgária-Camboya-Canadá-Catar-Chequia-Chile-China-Colombia-CoreadelSur-CostaRica-Croacia-Cuba-Dinamarca-Ecuador-Egipto-ElSalvador-EmiratosÁrabesUnidos-Eslovaquia-Eslovenia-ESPAÑA-EstadosUnidos-Estonia-Filipinas-Finlandia-Francia-Gabón-Georgia-Gibraltar-Grecia-Groenlandia-Guadalupe-Guatemala-GuineaEcuatorial-Haití-Holanda-Honduras-HongKong-Hungría-India-Indonesia-Irak-Irlanda-Islandia-Israel-Italia-Jamaica-Japón-Kenia-Kuwait-Letonia-Líbano-Lituania-Luxemburgo-Macedonia-Malasia-Maldivas-Martinica-Marruecos-Mauricio-Mauritania-México-Moldavia-Mongolia-Montenegro-Mozambique-Nepal-Nicaragua-Nigeria-Noruega-NuevaGuinea-NuevaZelanda-Omán-PaísesBajos-Pakistán-Panamá-Paraguay-Perú-Polonia-Portugal-PuertoRico-ReinoUnido-RepúblicaCheca-RepúblicadelCongo-RepúblicaDominicana-RepúblicadeFiyi-RepúblicadeMalaui-Rumania-Rusia-Serbia-Seychelles-Singapur-Shangai-SriLanka-Suecia-Sudáfrica-Sudán-Suiza-Tailandia-Taiwán-TrinidadyTobago-Turquía-Ucrania-Uruguay-Venezuela-Vietnam y Región desconocida

viernes, 9 de octubre de 2015

2017: Centenario del mayor GENICIDIO del Mundo. Viejos MARXISMOS & Nuevos COMUNISMOS [4ª parte]: Las REVOLUCIONES de 1917 y la GUERRA CIVIL Rusa



" Que Stalin alcanzase su posición, fue la suprema expresión de la mediocridad del aparato "
Leon Trotski [Lev Davídovich Bronstein:1879~1940]. Político y revolucionario ruso de orígen judío


La Revolución de Febrero de 1917
El invierno de los comienzos de 1917 fue uno de los más fríos y duros de los últimos años en Rusia. Esta dura situación climatológica, vino a unirse a una pluralidad de factores de toda índole que condujo a la «tormenta perfecta» que crea una revolución. Temperaturas extremas, huelgas por doquier, cierres patronales, inflación de los precios, escasez de alimentos y carencias de abastecimiento a las ciudades como consecuencia de una guerra que producía un profundo hastío en el pueblo, y a mayor abundamiento un fuerte incremento de los impuestos.
La tensión social también se intensificó durante el mes de enero por el desastroso y desfavorable curso de la guerra frente a Alemania, por las innumerables pérdidas humanas sufridas, y las muy desafortunadas intervenciones políticas de una Emperatriz, que para colmo de los males era de origen alemán.
En suma, la llama había encendido la mecha del estallido social en Rusia.

En el mes de febrero de 1917, el levantamiento popular que se presagiaba en las calles, fue precedido por una huelga espontanea de trabajadores de las fábricas de Petrogrado [Estalingrado]. En los días siguientes las huelgas se generalizaron por todo Petrogrado, a lo que los patronos respondieron con un cierre empresarial. Tras varios días de manifestaciones, el zar ordenó una movilización de la guarnición militar de Petrogrado para sofocar la insurreción pública, frente a unos manifestantes que se habían armado sustrayendo armas en los puestos de policía asaltados. Los militares en un principio contuvieron a los manifestantes, pero a lo largo de los enfrentamientos hubo muchos muertos.

El 23 de febrero [1], tradicional fecha de celebración del Día Internacional de la Mujer, las mujeres, con algunos apoyos obreros, se manifestaron exigiendo «PAZ y PAN» y gritando consignas como «ABAJO LA AUTARQUÍA», manifestación que trascurrió de forma pacífica aunque finalizara con enfrentamientos. Pero progresivamente el mensaje de la revolución fue calando entre las tropas y todos los regimientos de Petrogrado se unieron a la revuelta. Fue el triunfo de una incipiente revolución.
[Nota 1: Las fechas establecidas se corresponden “siempre” con el Calendario Juliano, el existente entonces en Rusia]

El Estado Mayor del ejército ante la amenza de una sublevación masiva contra la monarquía, y tras el efecto de los funerales publicos celebrados por más del centenar de víctimas que se habían producido en los enfrentamientos de Petrogrado, presionan al zar Nicolás II a su abdicación, que se produce el 2 de marzo de 1917[1]. La abdicación generó en el país una ola de entusiasmo y liberación por primera vez en los últimos años.
Al día siguiente, el hermano del zar el gran duque Miguel Aleksándrovich Románov rechazó el trono. El Comité provisional formado en la Duma convocó en los primeros días de marzo a los liberales Pável Miliukov, Aleksandr Guchkov y Georgi Lvov, y a Nikolái Chjeidze, Sujánov y Sokolov del partido menchevique del Soviet de Petrogrado a formar un Gobierno Provisional.


Aunque los miembros del partido menchevique rechazaron formar parte del nuevo Consejo de Ministros, la realidad era que existía una dualidad de poder entre el nuevo Gobierno Provisional que se formó al día siguiente, y la creciente autoridad revolucionaria del Soviet de Petrogrado. Las exigencias iniciales socialistas al nuevo Gobierno, unidas a la división entre éstos [mencheviques-bolcheviques] y a los deseos de los diversos nacionalismos del Imperio, dificultaron la gobernabilidad del país hasta el punto de que se llegó al convencimiento, de que tan sólo lo que surgiera de una Asamblea Constituyente elegida «democráticamente» por sufragio universal podría decidir el futuro del país.

Hasta esos momentos los mencheviques pretendían una revolución que trajera una democracia burguesa, mientras los bolcheviques con sus principales líderes en el exilio [entre ellos Lenin], no eran capaces de difundir un mensaje uniforme.

En esos momentos Alemania [inserta en la Primera Guerra Mundial], era plenamente consciente de la inestable situación política por la que pasaba Rusia, en donde numerosos partidos de la izquierda socialista como los bolcheviques y los anarquistas, eran partidiarios de salir de la Primera Guerra Mundial. Con el fin de ayudar al movimiento antibélico ruso y debilitar más a Rusia, Alemania permite el paso de Lenin desde su exilio en Suiza, quien cruza Alemania en un tren blindado y le facilita su paso por Dinamarca y desde allí a Finlandia, entonces provincia rusa. Lenin llega a Rusia el 3 de abril de 1917 [1] para liderar a los bolcheviques.

La Revolución de Febrero trasformó ésos cambios políticos de Rusia.
Terminó progresivamente con los partidos de derecha, liberales y afines a las ideas conservadoras que venían dominando la Duma durante todo el período zarista, pero también creó una fuerte fractura en la izquierda que no sabía cuál era el camino a adoptar.
Izquierdas y derechas se fueron radicalizando a lo largo de los meses, incluso dentro de sus propias corrientes se fraccionaron en tendencias a veces más moderadas y otras más radicales. Inicialmente, las corrientes más moderadas gobernarían ése período interrevolucionario hasta la Revolución de Octubre. Pero sería un período con fecha de caducidad.
Prueba de ello que una parte de la izquierda socialista se dividió entre los «defensistas» que eran favorables a cooperar con los partidos de corte liberal y cuya principal figura fue el menchevique Irakli Tsereteli, y la corriente «radical» opuesta al primer Gobierno Provisional, que se encontraba formada por los social-revolucionarios de la izquierda, mencheviques internacionalistas, anarquistas y fundamentalmente los bolcheviques con Lenin a su cabeza, en aquellos momentos en el exilio.



Pero el grupo moderado de los mencheviques entonces formado por  destacados dirigentes como Irakli Tsereteli, Nikolái Chjeidze y Matvéi Skobelev [en aquellos momentos Presidente y Vicepresidente del Soviet de Petrogrado], los socialrevolucionarios como Abraham Gotz y el exbolchevique Vladimir Voiyinski o el socialista Alekséi Peshejónov se reunían de manera informal y constituyeron de hecho una alianza menchevique-socialrevolucionaria que dominaría la política rusa hasta el otoño de 1917.
Su política se caracterizó por:
·        Deseo de lograr una Paz negociada.
·        La intención de defender actívamente el país hasta la consecución de la paz.
·        Colaborar con el Gobierno Provisional y, apartir de mayo, incluso ingresar en él en una coalición de los liberales y socialistas.
·           La defensa de amplias reformas sociales y económicas.
·           La defensa del proceso democrático como base a las decisiones políticas.
·          Ante el constante temor a la contrarevolución, tomar medidas vigorosas para estaurar el orden público o la disciplina militar.
·           El convencimiento de que la revolución tenía un carácter burgués y que la etapa socialista no había llegado aún 
       [Wiquipedia]
Este bloque moderado tomaría el control del Soviet de Petrogrado y de la mayoría de los soviets del país, y tras las elecciones municipales del verano, dominaría en la mayoría de los ayuntamientos e incluso en el Comité Ejecutivo Central del Consejo Panruso de los Soviets [incluía el RSS de Ucrania y de Bielorusia], que fue elegido en junio de 1917 con Nikolái Chjeidze como presidente.

Pero esta dualidad de poder entre el Gobierno Provisional y los Soviets, se mantenía porque realmente exístia una división social en el país, entre un Gobierno moderado que representaba a las clases medias y altas, y los Soviets que representaban a las clases bajas y ciertamente mucho más numerosas.
El Gobierno trataba de realizar reformas políticas sin cambios traumáticos en la estructura social y económica, mientras que los revolucionarios reflejando los deseos de las clases más desfavorecidas, pretendían una revolución tanto en lo social como en lo económico.
Por eso se produciría la Revolución de Octubre y posteriormente la Guerra Civil que duraría hasta 1922.



La figura de Alesandr Kérenski
Entre los líderes más destacados en aquellos momentos en Rusia se encontraba Alesandr Kérenski, que como reputado paladín contra la injusticia y miembro de los Trudoviki [Partido Laborista Moderado escindido del Partido Social-Revolucionario], le serviría para ser elegído diputado en la cuarta Duma. Brillante orador y parlamentario y no conforme con las corrientes imperantes en esos momentos en la Duma, no participó en el Bloque Progresista. No obstante, convencido desde 1916 de la inminencia de la Revolución, redobló sus ataques contra el zar, animando a la Duma a encabezar la lucha contra autocracia.

Durante los primeros pasos de la Revolución de Febrero, fue extremadamente popular, siendo elegido vicepresidente del Soviet de Petrogrado, participó en la abdicación del zar y en la creación del nuevo Gobierno Provisional Ruso, inicialmente como Ministro de Justicia y más tarde como Ministro de la Guerra y Marina.
El 7 de julio de 1917[1], tras la dimisión del primer presidente del Gobierno Provisional Ruso, el principe Gueorgui Lvov Kérenski, lo sucedió como Primer Ministro, conservando su cartera de Ministro de Defensa y convirtiéndose en la figura dominante del Gobierno. Aunque la importante derrota sufrida en la «última ofensiva rusa en la Primera Guerra Mundial», conocida como la Ofensiva Kérenski o Ofensiva de Julio, le supusiera una gran mazazo a su prestigio político.
Perseguido por los bolcheviques, escapa por poco y tras unas semanas oculto, sale del país logrado llegar a Francia, viviendo a partir de ese momento en el exilio y muriendo en Nueva York en 1970.

El mayor error político de Kérenski fue no darse cuenta de que el pueblo estaba agotado tras tres años de la Primera Guerra Mundial y ansiaba la paz a cualquier precio. Kérenski, al igual que otros políticos, temía acertadamente que la retirada de la guerra y de los compromisos adquiridos con sus aliados, supusieran grandes concesiones territoriales  a Rusia como precio por la paz [como así sucedió en la Paz de Brest-Litovsk], y por eso se negaba a retirar a Rusia del conflicto.
Este falta de apreciación le supondría su tumba política.

Por el contrario Lenin y su partido blochevique Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia prometían al pueblo «Paz, Tierra y Pan» bajo un sistema comunista, y no le importaría firmar más adelante la Paz de Brest-Litovsk que negociaría León Trotsky en marzo de 1918, suponiéndole a Rusia importantes cesiones territoriales, como veremos.
Alesandr Kérenski intentó retomar el poder tras el golpe de Kornitov en agosto, pero Lenin ya tenía la determinación de derribar el gobierno de Kérenski, antes de que éste pudiera legitimarse en las elecciones previstas para la Asamblea Constituyente.

La Revolución de Octubre de 1917
El 25 de octubre[1], la Guardia Roja toma el Palacio de Invierno donde se encontraba reunido el Gobierno Provisional, sin poder capturar a su presidente el líder Kérenski que había huido. 

La toma del poder por los Blocheviques convierte a la Revolución de Octubre en la Revolución Bolchevique, y por lo tanto la de los Soviets, que a partir de ese momento inician la construcción de una nueva Rusia bajo la «dictadura del proletariado»
El Comunismo ha entrado en la Historia.
La Revolución del 25 de Octubre llevó a Lenin y a los bolcheviques al poder, siendo el Gobierno Provisional eliminado y reemplazado por un Gobierno blochevique comunista denominado como Sovnarkom o Soviets de Comisarios del Pueblo, siendo Lenin nombrado presidente

Este Sóviet sentó las bases de la reestructuración del país y condujo a la formación posterior de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en 1922.
Cuando se estableció la URSS, tanto la estructura y funciones del Sovnarkom de la URSS, como las de las repúblicas que la constituían quedaron fijadas por el llamado Tratado de Creación de la URSS. Sería muy posteriormente en marzo de 1946, cuando ya institucionalmente el comunismo se encontraba plenamente implantado, cuando el Sovnarkom se transformaría en Consejo de Ministros.

Controlado el poder político e institucional de Rusia, de manera inmediata se iniciaron negociaciones con Alemania para sacar a Rusia de la Primera Guerra Mundial.



LA GUERRA CIVIL DE 1917 A 1923
No pasarían muchos días hasta que se produjeran los primeros enfrentamientos sociales en Rusia. Aunque la fecha del comienzo de la Guerra Civil varía de unos autores a otros, se puede afirmar que ya a finales de noviembre de 1917 y con seguridad absoluta a primeros de 1918, se habían producido ya los primeros conflictos, entre un importante sector militar de exejercito zarista opositores al bolchevismo y el Ejercito Rojo formado por los bolcheviques del nuevo gobierno.

Como en toda Guerra Civil entre ciudadanos de una misma nación, la producida en Rusia desde 1917 a 1923, es una guerra interna que enfrenta a dos sectores sociales de la población rusa, en este caso entre las fuerzas del Ejército Blanco y las del Ejército Rojo, aunque en esta Guerra Civil intervinieran apoyando a uno u otro bando, también los nacionalistas ucranianos del Ejército Verde, los anarquistas ucranianos del Ejército Negro, las Guardias Negras y los señores de la guerra o los Atamanes, comandantes cosacos de territorios rusos y ucranianos. También estuvo presente la participación y ayuda de ejércitos extranjeros [EE.UU., Japón, Canadá, Francia y Gran Bretaña principalmente] bajo el nombre de Intervención Aliada en Rusia.
Serían casi seis años que terminarían con lo que quedaba de Rusia.

·     El Ejército Blanco más que un ejército en su sentido esctricto, fue una fuerza unificada, una agrupación de contra-revolucionarios de ideología nacionalista y monarquica, formada en su mayor parte por miembros de los antiguos ejércitos de zar que perseguían un retorno de la monarquía. Estaban aglutinados por una misma idea de oposición de los bolchviques, y estaban conformados por social-revolucionarios de derecha, mencheviques, socialistas moderados, campesinos, opositores todos ellos a la Revolución de Octubre por razones muy diferentes.
Los orígenes del Ejército Blanco se sitúan tras el golpe de Estado bolchevique en el sur de Rusia, donde los antiguos generales zaristas Mijail Aléxeyev y Lavr Kornílov comenzaron a generar un movimiento revolucionario entre las fuerzas zaristas meridionales apoyadas por los cosacos de Don, y agrupadas en lo que más tarde se denominaría como Ejército de Voluntarios del Cáucaso.
·     El Ejército Rojo de Obreros y Campesinos, denominación de las fuerzas armadas creadas por los bolcheviques en 1918, se convirtió en el primer ejército de la  Sovnarkom y en 1922 en el de la URSS. Su denominación procede del nombre de su bandera roja, que representaba la lucha obrera contra el capitalismo. León Trotski fue nombrado el 14 de marzo comisario de Defensa y Presidente de la Junta Suprema de Defensa [rechazó la proposición de Lenin, de ocupar la presidencia del nuevo gobierno, el Sovnarkom, incluso el cargo de comisario de Interior], consiguiendo en un escaso plazo reorganizar un nuevo ejército regular que carecía de infraestructura, consiguió adiestrarlo y mandarlo, y salvar al nuevo Gobierno soviético en este aspecto, acuciado por diversos frentes.



La Paz de Brest-Litovsk
Una vez culminado el golpe de Estado por la Guardia Roja con la toma el Palacio de Invierno el 25 de octubre de 1917 que lleva a Lenin y los bolcheviques al poder, el 1 de diciembre se inician ya las negociaciones para sacar a Rusia de la Primera Guerra Mundial, firmándose un armisticio el 16 de diciembre, y suspendiéndose todo movimiento de las fuerzas en el frente oriental, desde Lituania hasta la Transcaucasia.

León Trotsky, a la sazón comisario de Relaciones Exteriores representa desde el 22 de diciembre al Gobierno bolchevique, en las conversaciones que se iniciaron en Brest-Litovsk, siendo los representantes del enemigo:
Max Hoffmann, comandante alemán del Frente Oriental; Richard von kühlmann, secretario alemán de Relaciones Exteriores; el conde checo Ottokar Czernin y el gran visir otomano Mehmet Talat.

La intención perseguida desde un principio por Trotsky en las conversaciones, era el mayor aplazamiento posible de la negociaciones de paz y conseguir tiempo para que los objetivos de la Revolución soviética y su política de paz fueran comprendidos por los partidos obreros de Alemania, del Imperio austrohúngaro y los de las naciones de la Triple Entente y se alzasen en defensa de sus intereses.
Pero se encontraba situado entre varias corrientes dentro del partido bochevique, con diferentes propuestas respecto al final de la guerra. Nikolái Bujarin aseguraba que las negociaciones del armisticio deberían retrasarse a fin de que el recién creado Ejercito Rojo tuviera tiempo para reorganizarse y fortalecerse, para poder dar respuesta a los alemanes.
Por su parte otra fracción representada por Lenin consideraba que el Gobierno del káiser era muy potente todavía y que continuar la guerra podía suponer una invasión inmediata de Rusia por los alemanes y la invasión y caída del Gobierno bolchevique, no confiaba en que el estallido de las revoluciones obreras en el resto de Europa se produjera a tiempo para permitir a Rusia, recuperar el terreno cedido a los alemanes.
Éstos eran principalmente los problemas para Trotsky: por un lado conciliar las posturas internas dentro de su gobierno y por otro atender a las exigencias de las naciones enemigas con cesiones territoriales y condiciones para obtener la paz, MUY duras para Rusia.
El 1º de febrero de 1918, casi dos meses después, no siendo capaz de seguir alargando las conversaciones de paz con las Potencias enemigas y ante su impaciencia por llegar a un acuerdo, Trotsky en un glope de efecto «se retira de la mesa de negociaciones», rechazando las duras condiciones alemanas para la paz. Los alemanes a su vez le informan de manera inmediata que el armisticio finalizaría el 17 de febrero, reiniciando sus ataques el día 18.
Menos de 24 horas después del 18 de febrero, las fuerzas alemanas habían avanzado docenas de kilómetros a lo largo del frente, sin hallar resistencia rusa. Esa misma noche el Comité Central Bolchevique reunido en Petrogrado envió un telegrama a los alemanes ACEPTANDO la capitulación y las duras condiciones de paz.
La respuesta de los alemanes se demoró tres días más, plazo que aprovecharon los ejércitos invasores para avanzar a lo largo del frente oriental más de lo que habían conseguido en los últimos tres años.Ver el mapa.

En el Comité del Gobierno Bolchevique quedaron impactados de las condiciones que establecían las Potencias enemigas para la firma de la Paz:

El Tratado de la Paz de Brest-Litovsk se firma el 3 de marzo de 1918 en la ciudad bielorrusa de Brest-Litovsk, entre el Imperio aleman, Bulgaria, el Imperio austrohúngaro, el Imperio otomano, y la Rusia soviética.
En dicho Tratado, Rusia renuncia a:
·   Finlandia, Polonia, Estonio, Livonia, Curlandia, Lituania, Ucrania y Besarabia, que a partir de ese momento quedan bajo el dominio y la explotación económica de los Imperios Centrales.
Así mismo cede las posesiones territoriales de:
·   Ardahan, Kars y Batumi al Imperio otomano

La gran suerte de Rusia consistió en que los alemanes perdieran la Primera Guerra Mundial y que firmaran el armisticio de su derrota el 11 de noviembre de 1918, casi ocho meses después de la Paz de Brest-Litivsk, armisticio que se consolidaría el 28 de junio de 1919 con el Tratado de Versalles. Entre dicha fecha y 1940, casi todas las perdidas sufridas territoriamente fueron recuperadas, con excepción de Finlandia y la Turquía sucesora del Imperio otomano, que conservaron los territorios recibidos en Brest-Litovsk.



Desarrollo de la Guerra Civil [véase el mapa]:
Se puede dividir en tres grandes períodos:
1º - Desde los días posteriores a la Revolución de Octubre hasta febrero de 1919. Durante este período no hubo grandes batallas, fue un período que les sirvió para la reforma y  estructuración tanto a las fuerzas del Ejército Rojo como las de los antibolcheviques.

2º - Desde marzo a noviembre de 1919 donde tuvieron lugar los más duros enfrentamientos entre el Ejercito Blanco y el Ejército Rojo, siendo éste último el que consiguió finalmente repeler los diferentes frentes, siendo Trotski, que se convirtió en un brillante organizador militar, quien con su supervisión directa aumentó la moral de las tropas y diseñó estrategias que resultaron victoriosas.

3º - Transcurre desde noviembre de 1919 hasta el final de la guerra. El último enclave del Ejército Blanco fue el distrito Ayano-Maysky en las costas del Pacífico, que no capituló hasta el 17 de junio de 1923.

No hemos hablado, por no seguir extendiéndonos, del propio desarrollo de la Guerra Civil, sus cruentas cifras de muertos, asesinados, heridos, perseguidos, etc., ni tampoco del inicial impuesto Comunismo de Guerra, basado en un control férreo de la economía, que fracasa y se trasforma posteriormente desde 1921 a 1927 en el NEP [Nueva Política Económica] que propone LENIN para rehacer la economía de un país que había quedado «destrozado y asolado por las guerras y las revoluciones internas».

El NEP trajo ciertamente una «revitralización» de la economía, pero a su vez y a pesar de estar bajo el paraguas de un régimen comunista, el NEP trajo algunos problemas como el resugimiento de una burguesía enriquecida, problema social que dividió al partido comunista ruso.

En diciembre de 1922, el Congreso de los soviéts aprueba la Unión de Repúblicas Socialistas Sovieticas [URSS], y el 6 de julio de 1923 una nueva Constitución que se basa en un estado centralizado de estructura política federal y con el poder del Partido Comunista (único en la URSS), dirigiendo y controlando el Soviet Supremo, y a su vez con tres órganos de Gobierno:
·                     El Congreso de los Soviéts: que designa los cargos de gobierno
·                     El Soviet Supremo o Comité Central, equivalente a un Parlamento dividido en dos cámaras: el Consejo de la Unión y el Congreso de las Nacionalidades.
·                     El Presidium o Consejo de los Comisarios del Pueblo [Gobierno], dotado de plenos poderes federales

Como RESUMEN FINAL: El 25 de octubre de 1917 se implanta la ideológía COMUNISTA en el Mundo por el Partido Blochevique liderado por LENIN
 

Sigue,…[5ª y última], con EL LIBRO NEGRO DEL COMUNISMO

" Educación es inculcar lo incomprensible a los indiferentes a través de los incompetentes "
John Maynard Keynes, primer barón Keynes[1883~1946]. Economista británico


No hay comentarios:

Publicar un comentario