126-PAISESvisitantes: Albania-Alemania-Andorra-Angola-Anguila-ArabiaSaudí-Argelia-Argentina-Armenia-Australia-Austria-Azerbaiyán-Bangladés-Bélgica-Belice-Bielorrusia-Bolívia-Bosnia.Herzegovina-Brasil-Bulgária-Camboya-Canadá-Catar-Chequia-Chile-China-Colombia-CoreadelSur-CostaRica-Croacia-Cuba-Dinamarca-Ecuador-Egipto-ElSalvador-EmiratosÁrabesUnidos-Eslovaquia-Eslovenia-ESPAÑA-EstadosUnidos-Estonia-Filipinas-Finlandia-Francia-Gabón-Georgia-Gibraltar-Grecia-Groenlandia-Guadalupe-Guatemala-GuineaEcuatorial-Haití-Holanda-Honduras-HongKong-Hungría-India-Indonesia-Irak-Irlanda-Islandia-Israel-Italia-Jamaica-Japón-Kenia-Kuwait-Letonia-Líbano-Lituania-Luxemburgo-Macedonia-Malasia-Maldivas-Martinica-Marruecos-Mauricio-Mauritania-México-Moldavia-Mongolia-Montenegro-Mozambique-Nepal-Nicaragua-Nigeria-Noruega-NuevaGuinea-NuevaZelanda-Omán-PaísesBajos-Pakistán-Panamá-Paraguay-Perú-Polonia-Portugal-PuertoRico-ReinoUnido-RepúblicaCheca-RepúblicadelCongo-RepúblicaDominicana-RepúblicadeFiyi-RepúblicadeMalaui-Rumania-Rusia-Serbia-Seychelles-Singapur-Shangai-SriLanka-Suecia-Sudáfrica-Sudán-Suiza-Tailandia-Taiwán-TrinidadyTobago-Turquía-Ucrania-Uruguay-Venezuela-Vietnam y Región desconocida

martes, 10 de septiembre de 2013

Las TORRES GEMELAS de NY el 11S ~ 9/11: PREGUNTAS SIN RESPUESTA AL CUMPLIRSE EL 12º ANIVERSARIO


NOTA previa: Con el mismo objeto que el desarrollado en esta página, el 10 de enero de 2017, ante los nuevos datos e informaciones cientificas se ha repetido este Análisis sobre el colapsamiento de las Torres Gemelas, que "recomiendo" lea posteriormente el lector para complementar lo expuesto: 
Su enlace es la Etiqueta 95:
http://juan-adia.blogspot.com/search/label/095%20-%2011S.%20AN%C3%81LISIS%20T%C3%89CNICO%20y%20ARQUITECT%C3%93NICO%20de%20las%20TORRES%20GEMELAS.%20El%20POSIBLE%20ORIGEN%20de%20su%20COLAPSAMIENTO%20tras%20el%20ATENTADO

El martes 11 de septiembre de 2001 como de costumbre llegué a casa cerca de las tres de la tarde. La televisión mostraba un Especial Informativo con la retrasmisión directa de la Torre Norte (T1) del World Trade Center de NY, de la que se desprendía un denso humo negro. Al parecer un avión de pasajeros había impactado contra la torre, sin conocerse hasta esos momentos las causas del accidente. Sólo se sabía que a las 08:46´:30´´ hora de NY, un avión había chocado con la torre a la altura aproximada del piso 90, desconociéndose en ésos momentos más detalles.

 

Viendo las imágenes, conocedor como profesional del cálculo y de los sistemas estructurales, y aún desconociendo detalles que después confirmaron mi teoría, “dije en voz alta”, ante la incredulidad de los demás,... «esa torre se derrumba». Como veremos más adelante mi razonamiento no era una premonición, era una conclusión profesional que aunque pareciera absurda, era obvia.

 

Me causó una gran impresión lo que estaba ocurriendo, por lo que suponía para las personas que en esos momentos se encontraban atrapadas en el edificio, y porque a ésas mismas horas, poco más de dos años antes, me encontraba con mi familia “precisamente” visitando el mirador de la planta 110, «la Cima del Mundo», y la cubierta de la Torre Sur (T2).

Conocía por lo tanto el escenario en propia persona y me daba cuenta de lo terrible que debería ser verse “atrapado” a 400 metros de altura, en un edificio con un incendio que interrumpía todas las vías de evacuación, dos decenas de pisos más abajo. No se ha escrito lo suficiente sobre el «angustioso terror» que ha debido suponer para aquéllos que se vieron aislados en la zona final de las Torres, sabiendo indefectiblemente «que iban a morir», lo que obligó a muchos desesperados a  lanzarse al vacío. Este es uno de los principales motivos por lo que he escrito esta página,... ¿se pudieron evitar algunas muertes?.

 

A las 09.03 horas (15,03 hora de España), la naturaleza «terrorista» del accidente se clarifica cuando un segundo avión impacta contra la Torre Sur (T2) de forma más sesgada, atravesando prácticamente toda la torre, y cayendo a la calle por la fachada contraria uno de sus motores desprendidos y trozos del fuselaje.

EL IMPACTO SOBRE LA TORRE NORTE (T1)

A las 08:46´ hora de NY se produce el primer impacto sobre la fachada norte de la Torre Norte (417 metros) afectado a los pisos 94 a 98. «El choque contra la torre tuvo que ser devastador a más de 700 kms./h.». Los terroristas utilizaron como proyectil nada menos que un Boeing 767 de America Airlines con 81 pasajeros y 11 tripulantes, que tiene 15,8 m. de altura, 54,9 m. de longitud y una envergadura de 47,6 m. (pensemos que la anchura de las fachadas de la torre eran de 63,5 m.).

 

Convertido en un proyectil, el avión choca con el edificio a un mínimo de 700 km./h., con un peso de 185,4 Tm (185.400 kgs.), de las cuales 91 m3 (91.000 litros, que serían equivalentes al volumen de una piscina de dimensiones 5x10x1,8 metros), son de combustible de alto octanaje, que inunda y inflama de forma instantánea las plantas afectadas. La envergadura del impacto tuvo que ser terrible, siendo realmente admirable que la rigidez~elasticidad de la estructura de la torre haya podido “absorber” el choque sin que cuanto menos fuera seccionada.

Aún siendo la primera torre afectada, la Torre Norte (T2) se desploma a las 10:28´ horas, a los 102´minutos del impacto de avión.

 

EL IMPACTO SOBRE LA TORRE SUR (T2)

A las 09:03´horas se produce el segundo impacto sobre la fachada sur de la Torre Sur (415 metros) afectando a un mayor número de plantas (78 a 84) por la inclinación del avión al chocar con la torre a más de 700 kms./h.. También en este caso los terroristas emplearon un Boeing 767 esta vez de la United Airlines, con 56 pasajeros y 9 tripulantes, y al igual que en el primer impacto, los daños estructurales producidos en la torre y el incendio provocado por el combustible fueron catastróficos para la estabilidad del edificio.

Como después estableceré los motivos, la Torre Sur aún siendo la segunda atentada por los terroristas es la primera en desplomarse, a las 09:59´horas, tan solo 56´minutos después de sufrir el atentado.



¿CÓMO ERAN CONSTRUCTIVAMENTE LAS TORRES GEMELAS?

Fazlur Rahman Khan (1929~1982), ingeniero estructural y arquitecto nacido en Bangladesh pero nacionalizado en los EE.UU., fue llamado el Einstein de la ingeniería estructural, es considerado el Padre de las Estructuras Tubulares y el creador del sistema estructural «tube» (tubo). Se convertiría a partir de los años sesenta en el obligado referente que supuso el salto cualitativo al sistema estructural de la edificación en altura, sirviendo como modelo para construir a partir de 1973 las Torres Gemelas (417 m.) y las Torres de Sears de Chicago (443 m.) y posteriormente las Torres Petronas (1998) en Malasia (452 m.), así como otros muchos rascacielos del mundo.

 

El sistema estructural «tube» se basa conceptualmente en la idea de que el edificio se construya como si fuera un tubo rígido perpendicular al suelo que se empotra en la cimentación y que al funcionar como un “vuelo”, es lo suficientemente resistente para soportar las cargas laterales que el viento pudiera ejercer sobre el edificio. Este tubo o marco exterior recoge todo el edificio formando sus fachadas exteriores, y está realizado por un conjunto de columnas metálicas situadas muy próximas entre sí e interconexionadas (arriostradas), que sirven al mismo tiempo de soporte y trasmisión de las cargas de los forjados a la cimentación. Conforman así un bastidor perimetral muy rígido, equivalente a si se hubiera construido una pared estructural continua, sin los inconvenientes “dimensionales” del hormigón armado en los edificios de más de 30 plantas. Este sistema es el que le permitía a las torres soportar oscilaciones de hasta 4 metros al nivel de su planta 110.

 

Minoru Yamasaki arquitecto diseñador de la Torres Gemelas persigue en su diseño fundamentalmente dos objetivos: una superficie exenta de pilares entre el núcleo de servicios y ascensores que pudieran entorpecer la distribución interior, y la mejor estabilidad y comportamiento del edificio frente a los fuertes vientos que se producen en la zona.

 

Para ello adopta el sistema estructural «tube» de Rahman Khan, pero en una variante del propio sistema denominada «tubo enmarcado» que ha trascendido en los medios con la denominación de «tube in tube», que nos es más que el edificio se forma con dos «tube»:

·                                 Un primer «tube» exterior, que recoge todo el perímetro-fachadas de la planta cuadrada del edificio de 63,5 m. de lado (4.020 M2 construidos por planta), formado por un total de 224 pilares de acero, recubiertos por una piel en aleación de aluminio, y separados entre sí aproximadamente 50 cms.

·                                 El segundo «tube» interior, lo forma una malla de 48 pilares de acero separados 1 metro entre sí, creando un “hueco interior” de 27x41 metros (1.107 M2), en donde se ubicaban los 104 ascensores, cableados, canalizaciones y servicios del edificio.

 

Ambos «tube» hacen de “soportes portantes” de las estructuras de forjados y cargas de las plantas, trasmitiéndolas a la cimentación, al mismo tiempo que de “rigidizadores” del edificio. Los forjados se prefabricaron por tramos en el suelo, con una longitud que salvara la luz existente entre el «tube» exterior y el interior en las diferentes zonas de la planta, situándose en la misma por medio de potentes grúas. Estos paños de forjado prefabricados en planta, estaban formados por planchas de chapa metálica colaborante apoyadas a su vez en unas esbeltas cerchas y vigas en celosía tipo Vierendeel, que una vez colocadas “in situ” se apoyaban-soldaban exteriormente sobre pequeñas ménsulas soldadas a su vez a las columnas de la fachada exterior, e interiormente a las columnas del núcleo. Una vez colocadas todos los paños de chapas que formaban la planta, se terminaba de construir el forjado ejecutando sobre la chapa colaborante, una losa de hormigón de 10 cms. de espesor, con una doble armadura de acero.


PREGUNTAS SIN RESPUESTA

Todo lo que he expuesto anteriormente no ha tenido otra finalidad, que ofrecerle al lector la mayor información sobre las Torres Gemelas, y “situarlo” frente a los hechos que se produjeron por los atentados terroristas, y comienzo preguntando:

·                                 ¿Cómo es posible que “nadie” de entre los Servicios de Emergencia se planteara en ningún momento,... que las torres indefectiblemente se iban a «derrumbar», y que se iban a derrumbar en «un tiempo determinado»?.

 

MIS ARGUMENTACIONES

Los terroristas habían estudiado los atentados con precisión militar, una táctica muy bien planificada y tres finalidades concretas: atentar contra un icono de los EE.UU., que no hubiera posibilidad de fallos en su actuación y que los daños fueran lo más cuantiosos posibles. Tuvieron éxito en estos tres objetivos, aunque personalmente creo que no se habían planteado el colapso de las dos torres, el azar les gratificó a su acción con un “plus” no esperado.

 

Queda fuera de toda duda “ la profesionalidad, la capacitación técnica y el heroísmo y entrega del Servicio de Bomberos, de la Policía y de los Servicios de Emergencia” de New York.

Es más, la experiencia profesional que forma a estos numerosos profesionales en una ciudad tan complicada como NY, les exige una “altísima cualificación y un reciclaje permanente” sobre posibles siniestros y actos terroristas, por eso, hasta un cierto punto, encuentro incongruencias en algunas actuaciones que se produjeron en estos servicios. Piensen que estos técnicos operan con una información muy cualificada de los edificios, dada su potencial peligrosidad, y además son los responsables de constantes actuaciones que se someten a este tipo de edificios en simulaciones de evacuación.

 

Tras el primer impacto terrorista, sin que tuviera el conocimiento y los datos con los que tenían que operar estos servicios, tuvo necesariamente que plantearse entre los responsables un análisis de los hechos, que obligadamente debería de haber contemplado circunstancias esenciales como las que les señalo:

1 –  El impacto contra la fachada de un Boeing 767, es similar por sus dimensiones al de un cohete espacial con sus 55 metros de longitud y 185 toneladas de peso (185.000 kgs.), impactando a una velocidad superior a los 700 kms./h., al tiempo que explosionan los 91.000 litros de combustible en un espacio limitado por los forjados del edificio.

 

El impacto por la envergadura de las alas (48 m.) tuvo en gran medida que seccionar los soportes del «tube» exterior e interior en las 2 a 4 plantas afectadas, introduciéndose el fuselaje en su totalidad en el edificio (dado que no quedó nada del fuselaje fuera del edificio). El efecto inmediato en las plantas afectadas entre el choque dinámico y la explosión instantánea del combustible sería la “volatilización de toda materia” con un punto de ignición menor a los 800º a 1.000ºC, desapareciendo los materiales de protección pasiva y los sistemas activos contra incendios del edificio.

 

2 – Habría que estudiar detenidamente si por el tipo de impacto sufrido, el sistema estructural empleado pudo coadyuvar al desplome del edificio, intentaré exponer este punto de vista.

El sistema «tube in tube» está pensado para soportar cargas importantes de viento, lo que pudo suponer inicialmente que las torres soportaran el impacto de una forma inmejorable y no prevista. Pero lo que inicialmente por el comportamiento pudo generar argumentos en favor de que los edificios no se desplomarían, dada la resistencia que habían ofrecido a los impactos, pudo ser un argumento inicial “engañoso” como pudimos comprobar después.

 

Estas estructuras trasmiten las cargas del edificio a los dos «tube» (interior y exterior), salvando las luces interiores de los forjados con estructuras de soporte en estos vanos «sin pilares intermedios», que trasmiten directamente las cargas a los «tube».

 

¿Qué sucede tras los impactos de los aviones?:

·                                 Las torres quedan divididas en dos sectores, por la zona de las plantas afectadas. En la Torre Norte los ocupantes desde la planta 98 a la 110 (12 pisos) y en la Torre Sur desde la planta 84 a la 110 (26 pisos), estaban condenados a un destino muy dudoso, habían sido cogidos en una trampa mortal, ya que la accesibilidad de los servicios de bomberos era imposible y con ello su evacuación posible. Más adelante me referiré precisamente a esta situación.

 

·                                 Los importantes daños estructurales en los soportes de los «tube» exterior e interior dejan grandes zonas de forjados, en la Torre Norte de 12 plantas y en la Torre Sur de 26 plantas, prácticamente en vuelo, sin los pilares de soporte y sin que las cargas pudieran redistribuirse a otros puntos de apoyo como ocurre en las estructuras reticulares.

 

·                                 Creo que además, el gran hueco de 27x41 metros (1.107 M2) que recogía el núcleo de ascensores y servicios del  «tube» interior, y que no era otra cosa “que un gran hueco suelo-cubierta” exento de forjado que rigidizara la planta, pudo convertirse en el «punto débil de las torres» y por ello, la causa de que se desplomaran “hacia adentro”  y no volcaran.

 

·                                 Desde el primer segundo del impacto 91.000 litros de combustible explotan generando un incendio con temperaturas superiores a los 800ºC.

El acero “empleado desde 1968 a 1973” en la construcción de las Torres, tanto en los pilares de soporte de la estructura, como en las vigas y celosías y chapas colaborantes de los forjados (aunque se encontraran ignifugadas), perderían su elasticidad entre los 500º a 550ºC (los 538ºC se consideran la “temperatura crítica”), iniciándose a estas temperaturas la pérdida de su resistencia (a partir del los 500ºC, el acero pierde casi un 60% de su capacidad mecánica), hasta que alcanza su punto de fusión sobre los 1.000ºC.

 

Simplemente el tiempo que durara el incendio superando los RF (60-120-180-240) establecidos para los diferentes materiales, harían colapsar la estructura. Como podemos observar en ninguna de las dos torres se llegó al cumplimiento de un RF-240 establecido como mínimo en la normativa para las estructuras metálicas, la Torre Norte sólo duró en pie 102 minutos < RF-240.

 

·                                 En el mismo momento que la estructura de las torres pierde su capacidad resistente de las plantas que soporta (en la Torre Norte 12 pisos y en la Torre Sur 26 pisos), los forjados se desploman uno sobre otro como «un castillo de naipes», derrumbando por su peso el resto de las plantas inferiores. Precisamente por esta circunstancia, aunque en la Torre Sur el avión se estrellara más tarde, al tener más plantas “cargando” por encima del punto de impacto, el peso ejercido por las 26 plantas superiores la derrumbó antes.



3 – Sabiendo, como deberían saber desde el primer momento, que las torres iban a terminar derrumbándose, los Servicios de Bomberos y Emergencias debería haber estado informados de que tenían «un tiempo muy limitado», que había una “cuenta atrás” para desalojar a los ocupantes “por debajo” de las plantas impactadas de las torres, «para evitar que los propios Bomberos y cualquier otro personal en auxilio» pudieran poner riesgo “sus propias vidas”.

 

Esta información se debería haber “perfeccionado” con un control de lo que estaba ocurriendo en las zonas siniestradas minuto a minuto. Si esta información no se podía obtener desde el interior de las torres, se debería haber utilizado instrumentos o medios de observación externas a las mismas, como por ejemplo mediante helicópteros o otros medios en edificios colindantes.

Por lo mucho que he leído sobre el particular, ningún miembro de los servicios de bomberos o emergencia fue AVISADO. Trascribo unas declaraciones de James Doddy, capitán del Departamento de Bomberos de NY que nos ofrece una idea de la “desinformación” que operaba:

"Nadie se lo esperaba. Sucedió, ¿si? Salió la llamada. Respondimos a la llamada. Los muchachos fueron allá abajo a hacer lo mejor que pudieran. Se expusieron, porque prestaron juramento de hacer, y con toda la buena fe y honor se pusieron a trabajar y por desgracia, pues, las torres se derrumbaron y sí perdimos a gente de veras de calidad. Qué lástima".

Cada vez que leo estas declaraciones, me parecen “más incomprensibles”, todavía no puedo entender como murieron en las torres 343 bomberos heroicos,... ¡¡¡que quizás no debieron morir si hubieran tenido una mejor y puntual información!!!. Me parece

¿Y los ocupantes que habían quedado aislados por encima de las zonas de impacto?
Aunque sea muy duro, los técnicos fríamente sabían «que era casi imposible su rescate», en suma, estaban condenados a la muerte, pero lo que desconozco es si se plantearon en algún momento la posibilidad de un “rescate”.
Personalmente creo que EXISTÍA tal posibilidad, que se podía haber evitado en una gran medida el balance de fallecidos e intentaré exponerlo:

·                                 Era obvio que el desalojo a través de la vías de evacuación establecidas, de las personas situadas por encima de la planta 95 en la Torre Norte y de la 85 en la Torre Sur, NO era factible. Pero estoy firmemente convencido de que: SI hubiera sido realizable a través de medios aéreos como los helicópteros.

 

¿A que NO han observado uds. entre la miles de fotografías de los incendios en las Torres Gemelas, ningún helicóptero sobrevolando los edificios?. Yo no los he visto, y estoy convencido que hubo tiempo suficiente y condiciones para intentar el desalojo de muchas personas desde las cubiertas de la torres “antes de su desplome”.  Miren las fotografías que incluyo.

 

Cierto que había un denso humo negro producido por los incendios, pero piensen que las torres tenían 4.020 metros cuadrados de superficie en su planta de cubierta, que es mucha superficie “para operar”, y además existía  (y así puede verse en las fotografías y documentales), un viento dominante que empujaba el humo si no me equivoco en dirección Sureste, lo que facilitaba zonas con visibilidad en la cubierta.

 

No creo que por otro lado sea muy necesario hablar de la capacidad de medios aéreos de evacuación que tienen los norteamericanos, tanto militares como civiles, que unidos a un magnífico personal altamente cualificado en todo tipo de evacuaciones y siniestros, hubieran podido “salvar” gran número de las personas atrapadas en las últimas plantas de las Torres Gemelas.

Desde esta página lo único que he pretendido es ahondar en las incógnitas existentes, honrar a los muertos que ése día simplemente fueron a “trabajar” y encontraron la muerte, y dar soluciones a futuras situaciones que sin duda el “primer mundo” verá.








“ El terrorismo nace del odio, se basa en el desprecio de la vida del hombre y es un auténtico crimen contra la humanidad “
Karol Józef Wojtyla~ Juan Pablo II (1920~2005). 264º Papa de la Iglesia Católica desde 1978 ~2005

 

5 comentarios:

  1. Estas observaciones son más fácilmente visibles cuando hay tiempo para la reflexión. La conmoción anula la mente, solo unos cuantos están entrenados para mantener la mente fría y calculadora. Este no sería mi casos. Un saludo con mi mejor intención.

    ResponderEliminar
  2. Es cierto lo que dices AGUSTIN, pero por eso la responsabilidad inherente a la Dirección de un grupo humano o de acciones que impliquen riesgos de terceros, exige una cualificación determinada en el mando. Hay decisiones que se deben adoptar en minutos, a veces en segundos (mira por ejemplo en los pilotos), que deben recaer siempre en personas que posean estas capacidades y valores. Pensemos también que la responsibilidad en el mando (aunque ésta no se pueda considerar directa), que pueda ocasionar 343 muertes, es una carga muy grande en la conciencia de una o unas persona/s que hayan sobrevivido a la tragedia.

    ResponderEliminar
  3. Juan, te envío un enlace que te resultará "curioso". Gabriel.
    http://www.genbeta.com/seguridad/stuxnet-historia-del-primer-arma-de-la-ciberguerra?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+genbeta+%28Genbeta%29

    ResponderEliminar
  4. Lo fácil que es suponer cosas, lo que mas hay en el articulo son "debería", "pudiera".
    Precisamente el "core" del edificio es lo que hicieron mas rígido y tu dices que era el punto débil...

    Es muy fácil hablar, sin mostrar pruebas de nada, desde la comodidad de un sillón en casa...

    No voy a dedicarme a corregir todas las cosas carentes de sentido que has puesto,porque me llevaria todo el dia...

    En fin...

    ResponderEliminar
  5. RESPONDIENDO al último ANONIMO comentario, creo que es mejor "aportar" que desacreditar "sin hacerlo". Los "breves" comentarios tipo Twitter o Facebook están de moda pero no establecen discusión a donde no hay contenido, ... pero en cualquier caso aconsejo a mi ANÓNIMO lector, que antes que nada se lea la Etiqueta 95 (sobre el mismo tema), donde se amplian datos y respuestas a lo ocurrido.

    ResponderEliminar